La privilegiada familia del rector de la Universidad Autónoma de Guerrero

David Espino

Tres años a la cabeza de la administración central de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG) le han servido al rector Arturo Contreras Gómez para incrustar en la nómina oficial de la casa de estudios al menos a 21 de sus allegados, desde parentela cercana hasta parientes lejanos, pasando por sobrinos, ahijados, concuños y empleados personales, todos en posiciones privilegiadas que no sólo se reflejan en salarios altos sino que violentan la normatividad universitaria. En total, de acuerdo con documentos internos que se pueden verificar en las páginas oficiales www.uagro.org.mx y www.uagro.mx la institución eroga la cantidad de 5 millones 398 mil 719 pesos con 33 centavos anuales en la familia y amigos del rector.

Los hermanos incómodos
El que abre la lista es su hermano Anastacio Contreras Gómez con cuyo número de empleado 13967 cobra 6 mil 365 pesos quincenales como administrador en la dirección de gestión de la infraestructura. Anastacio recibe un estímulo a la productividad de 407 pesos, 16 pesos de ayuda para transporte e igual cantidad para renta. En total las percepciones de Contreras son de 13 mil 852 pesos mensuales, situación que acaso no tendría nada extraño, a no ser que sus estudios son de secundaria y la legislación exige para este puesto título de licenciatura, según los capítulos III de la estructura administrativa de la UAG y el capítulo IV del estatuto universitario.
Otro hermano del rector está en la misma situación de privilegio. Se trata de Martín Contreras Gómez, quien con nivel de asistente 10 en la dirección de administración escolar gana un sueldo quincenal de 3 mil 513 pesos, una prima de antigüedad de 351 pesos, 66 pesos de estímulo a la productividad y 16 pesos de ayuda para transporte y la misma cantidad para renta. Sin embargo, Martín tiene mayores consideraciones de su hermano el rector. Así lo dice el tabulador donde cobra, al recibir 193 pesos de un rubro denominado 5.5% material didáctico y 2 mil pesos como Compensación A. De este modo, las percepciones totales de Martín, con número de empleado 12762 son de 6 mil 455 pesos quincenales, y sólo con secundaria terminada, en un puesto que también exige el nivel de licenciatura.
En ambos casos, fuentes de la dirección de recursos humanos consultados por La Jornada Guerrero indicaron que no existen certificados de estudios que avalen la escolaridad exigida por la legislación de la casa de estudios.
Incluso el hijo de Arturo Contreras alcanza –nada anómalo por cierto, sino fuera (otra vez) porque presuntamente la beca se la asignó directamente su papá. Arturo Contreras Mojica es becario de la UAG, derecho que tiene como hijo de universitario, con la cantidad de 2 mil 808 pesos quincenales por estudiar en la preparatoria 1 con número de registro 373729.

¡Un tío espléndido!
La parentela en segundo grado del rector también alcanzó los beneficios de la administración central. El sobrino, José Omar Contreras Peralta, número del empleado 13896, tiene categoría de jefe de área C en el taller de carpintería de la casa de estudios y por ello recibe un sueldo de 5 mil 223 pesos, más 297 pesos de despensa familiar, más 16 para transporte y la misma cantidad para renta. Más el favor de sólo tener la preparatoria en un puesto que la ley exige título de licenciatura.
En la misma línea consanguínea se encuentra María del Rosario Contreras Peralta, con cuyo número de trabajadora 13866 como asistente 10 en la dirección de informática, recibe un salario de 3 mil 513 pesos; 66 pesos de estímulo a la productividad; 329 pesos de despensa familiar; 16 pesos de ayuda para transporte y otros 16 pesos de ayuda para renta.
Por sus otras percepciones bien podría decirse que María del Rosario es de las sobrinas consentidas del rector: recibe 193 pesos más de un 5.5% de material didáctico (sin estar frente a grupo, se entiende); 2 mil 500 pesos en un rubro que se estipula Compensación A, pero que en este caso se precisa como bono de productividad. En total la sobrina del tío rector recibe 6 mil 635 pesos quincenales, o sea, 13 mil 270 mensuales, en cuyo puesto, según las mismas fuentes de recursos humanos, no cumple con el perfil profesional que necesita de licenciatura.
Efectivamente Contreras Gómez tiene muchos sobrinos y, como se ve, a ninguno quiso desamparar. Los siguientes casos son de seis sobrinos más, por la línea paterna y materna, por supuesto: Antonio F. Contreras Rodríguez, número de empleado 13694, categoría asistente 5 en la dirección de administración escolar; salario neto mil 870 pesos, más 35 pesos de estímulo a la productividad, 174 pesos de despensa familiar, 10 pesos para transporte y la misma cantidad para renta. Más 102 pesos del 5.5% de material didáctico, 104 pesos del subsidio al salario, todos juntos suman 4 mil 616 pesos mensuales para Toño que solo tiene preparatoria.
Ayde Xitlali Contreras Rodríguez, número de trabajadora 140853, capturista en la dirección de investigación científica, área ciencias naturales, recibe un salario de 2 mil 218 pesos, aparte 42 pesos de estímulo a la productividad, 151 de despensa familia, 11 de apoyo a transporte y 11 de ayuda para renta, más 122 pesos del 5.5% para material didáctico recibe un salario de 2 mil 626 pesos.
Con número de empleada 14144, Jenny Guadalupe Contreras Vargas, asistente 4 en la dirección de finanzas tiene un sueldo de mil 581 a la quincena, más 30 pesos de estímulo a la productividad, más 150 pesos de despensa familiar, más 20 pesos para transporte y renta, 86 pesos del 5.5% para material didáctico y 122 de subsidio al salario hace un total de 1991 pesos quincenales.
Juan Martín Sánchez Gómez, número de trabajador 14304, con categoría de asistente 6 en la coordinación de asuntos jurídicos percibe un salario de 2 mil 227 pesos quincenales, aparte 42 pesos de estímulo a la productividad, 203 pesos de despensa familiar y 20 pesos para transporte y renta. El total mensual para Juan Martín es de 5 mil 370 pesos, cuya licenciatura terminada no contraviene –de los pocos casos– la legislación universitaria.
Le sigue en el tabulador universitario de la familia rectoril Gisela Gómez Pita, número de empleada 13834, quien como asistente 10 de rectoría recibe un salario de 3 mil 513 pesos, más 66 pesos de estímulo a la productividad, más 329 para la despensa, más 32 pesos para transporte y renta. Pita además recibe 193 pesos del 5.5% para material didáctico, con lo que le da un total 4 mil 135 pesos quincenales, aunque con sólo preparatoria terminada no le alcanzaría para tanto.
Cierra el bloque de los sobrinos Miguel Angel Hernández Gómez, cuyo número 13841 en la nómina de la UAG lo acredita como jefe de área 1 en la dirección de docencia con un salario de 7 mil 47 pesos, 133 de estímulo a la productividad, 435 para su despensa y 32 pesos para transporte y renta. En total el sobrino con mayor percepción gana 7 mil 648 pesos a la quincena.

¿Y al primo..?
Jesús Salgado Contreras, primo del rector Arturo Contreras, también está en nómina de la casa de estudios. Salgado es director de área con número de empleado 5793, en la dirección de gestión de la infraestructura con un sueldo de 11 mil 525 pesos 25 centavos a la quincena. Pero Jesús además recibe 4 mil 898 pesos como prima de antigüedad, 218 pesos de estímulo a la productividad, 702 pesos de despensa familiar y sus 32 pesos para transporte y renta; además, con sus 4 mil pesos de compensación A recibe en total 21 mil 376 pesos quincenales que con título de maestría cubre el requisito que dicta la legislación para un cargo de esta naturaleza.

Los siete cuñados peinados
El paquete de los cuñados y concuños son cosa aparte. En total son siete los que cobran en la universidad: Ma. Concepción Mojica Juanchi, número de empleada 9503 es cajera general de la dirección de finanzas con un sueldo de 11 mil 524 pesos a la quincena, más 2 mil 226 de prima de antigüedad, 218 pesos de estímulo a la productividad y 690 pesos de despensa familiar, además de sus 32 pesos para transporte y renta. No obstante, recibe también 75 pesos de guardería y 4 mil pesos de compensación A, lo que hace un total de 19 mil 767 pesos quincenales cuya maestría, al menos, le avala el puesto que detenta.
Asimismo, María Hilda Mojica Juanchi, número de empleada 13842, gana en total a la quincena 7 mil 781 pesos como jefa de almacén; Lizbeth Mojica Juanchi, número de empleada 14361, gana quincenal 2 mil 398 pesos como asistente 5 en la dirección de administración escolar; Humbertina Mojica Juanchi, número de empleada 14362, gana en total a la quincena 2 mil 308 pesos como asistente 5 en Matemáticas de Altamirano; y Artemio Mojica Juanchi, número de empleado 14235, gana a la quincena 4 mil 135 pesos, como asistente 10 en rectoría. Los concuños: Javier López Luna, número de empleado 13884, gana en total a la quincena 9 mil 635 pesos, como chofer del rector. Esta cantidad se acumula gracias a dos compensaciones A y B de 2 mil y 3 mil 500 pesos, como asistente 7 en el comedor de Chilpancingo; y Claudio Echeverría Pineda, número de empleado 13856, gana a la quincena 3 mil 367 pesos.

La presunta ahijada
Brenda Ixchel Romero Méndez, cuyo número de empleada es 13809, gana a la quincena 19 mil 72 pesos. Brenda es directora de área en la dirección de finanzas y con sendas compensaciones de 5 mil y mil 593 pesos quincenales hace el total de la cantidad referida, aunque según la fuente de recursos humanos de la casa de estudios, su licenciatura no le alcance para tanto, pues la legislación vigente exige mínimo título de maestría.
Cierra el tabulador de los cercanos a Arturo Contreras un presunto ex empleado personal: Perfecto Velázquez Estrada, que con su número de trabajador 13890 gana en total a la quincena 5 mil 384 como coordinador A en la dirección de integración de las funciones sustantivas de la casa de estudios.

Y el rector, por supuesto
También hay que sumar el sueldo del rector: 20 mil 380 pesos, más 9 mil 680 de prima de antigüedad, más 387 de estímulo a la productividad, más mil 87 para su despensa y, claro, sus 32 pesos para transporte y renta. Además el rector se cobra 6 mil pesos de compensación A, con lo que resulta una cantidad de 37 mil 566 pesos quincenales.

Total de totales
Si a los 4 millones 367 mil 503 pesos con 68 centavos anuales que le cuesta a la universidad la familia rectoril en sueldo base y otras prestaciones, se le suman los 121 mil 319 pesos por bono de 10 días, más el aguinaldo de 545 mil 937, más bono de fin de año de 181 mil 979, más el bono de verano de 181 mil 979 (todos sumados de forma general), entonces la cantidad global de lo que la UAG desembolsa del erario público es de 5 millones 398 mil 719 pesos con 33 centavos al año.

1 comentario:

kike dijo...

davidof necesito platicar contigo sobre emplazamiento a huelga del sttaisuag son Arq. Enrique Rivera de Taxco, tu antiguo vecino de canuto neri cel. 762 1010790