Promoción política atrás de los Buenos Samaritanos, por la tormenta Manuel


|David Espino|

1
Cuauhtémoc Salgado, dirigente del PRI en Guerrero. Quiere ser gobernador.
La casa de don Jesús Morelos Ibarra está a unos metros del río Huacapa, en la colonia ampliación Buganvilia, en el norte de Chilpancingo. Con la crecida del afluente por la tormenta Manuel su casa se inundó y lo perdió todo. De no haber sido porque su vecino es el senador Sofío Ramírez Hernández, por cuya casa escapó con su familia, no nos estaría contando cómo sus vecinos y él se cooperaron para pagar el diésel de la máquina que sacó todo el lodo de la calle en la que habitan.
Es 4 de octubre, han pasado 18 días del paso del ciclón y el lodo se ve seco, en efecto. Unos albañiles construyen un muro de contención del encauzamiento del Huacapa unos metros más al norte, corriente arriba; y al otro lado del río, donde empieza la colonia Lucía Alcocer, soldados hacen labores de restauración y rescate en unas casas de tablas que parecen que levitan. Una adolescente en short oscuro y playera lava descalza una silla de plástico en la orilla. Afluente abajo, más albañiles reconstruyen otro muro que, dice don Jesús, la creciente los agarró cuando apenas lo estaban cimbrando.
Don Jesús es de Atlixtac pero tiene muchos años viviendo en este lugar con su familia. Es albañil aunque tiene días que no trabaja porque ha estado ocupando sacando el lodo de su casa y tirando lo que ya no sirve. Un sofá de lo que era su sala está en un pozo que quedó sin rellenar por las máquinas.
–Todo esto era una laguna, mire. El agua se vino desde allá con toda la fuerza. Yo no hice más que subir a mis hijos arriba del refrigerador y luego mi mujer me dijo: “no, mejor vámonos de aquí”. Le pedimos permiso a la señora que le hace el aseo a Sofío para poder brincarnos por su casa. Así fue como nos salvamos.
Don Jesús llama a otro vecino, Laurencio Carbajal Moreno, para que le ayude a reconstruir los momentos en que no tuvieron más opción que salir corriendo.
Don Laurencio es aún mayor. Es músico pero ahora no ha tenido trabajo. Su trabajo es rellenar a pala y pico lo que el agua escarbó al pie de su casa y en este momento está tratando de arreglar el drenaje que está tapado desde el 16 de septiembre. Desde esa fecha ni él ni nadie de esta parte de la Ampliación Buganvilia han tenido luz eléctrica ni agua entubada.
Cerca de donde platicamos unos trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad levantan un poste de luz y bajan otra vez la energía.
–Le están haciendo el trabajo al hermano de Sofío, Álvaro. Él les reclamó que era una emergencia y miren. Como si a nosotros no nos urgiera retomar el trabajo –nos dice don Laurencio.
En el suelo están las huellas de la maquinaria pesada que arrastró los escombros y el lodo para emparejar la calle sin pavimentar.
–¿No han recibido ayuda? –les preguntamos.
–¿De quién? –responde don Laurencio, con tono de reproche–. Hace unos horas vino Mario Moreno Arcos a dizque revisar cómo va el trabajo y nosotros le dijimos que a qué venía, si ya nosotros habíamos hecho todo.
–Pero además se tomó la foto –acota don Jesús–, para decir que los trabajos de la reconstrucción van bien. Cómo no llegaron a esa hora, para que vieran. Ya hasta la subieron al internet. Yo la vi hace rato. ¡Eso es no tener vergüenza!

2
El alcalde de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos, muestra algo con su mano derecha. No se adivina qué. Pero él se percata que su equipo de prensa lo está fotografiando para la inserción del siguiente día porque en el momento que se le toma la fotografía está viendo hacia la cámara y no el lugar que le está señalando al gobernador Ángel Aguirre Rivero, que lo acompaña en la imagen y que también gesticula algo. Es de noche, el alcalde trae pantalón oscuro de vestir y una camisa de manga larga doblada hasta los codos. El gobernador camisa y chaleco y pantalones oscuros. Atrás de los dos, en segundo plano, se mira al secretario de Finanzas del gobierno del estado, Jorge Salgado Leyva, y al lado de éste algunos colonos escuchan la plática.
La imagen apareció el lunes 30 de septiembre en la primera plana del Diario de Guerrero. En esa edición, Mario Moreno apareció en seis ocasiones. Tres veces en fotografías y tres en boletines vestidos como notas informativas. En la imagen de interiores Moreno trae una  cachucha clara, jeans y camisa a rayas de manga larga, también remangada. Esta vez está acompañado del jefe de oficina de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Alberto Melo, e igual que en la imagen de primera plana, hace ademanes cuando se dirige a un grupo de damnificados. Atrás, la devastación es escenografía.
En la misma primera plana del Diario de Guerrero de ese día, una inserción en forma de nota informativa del senador Armando Ríos Piter apremia a la inversión inmediata en materia de infraestructura para Guerrero, de lo contrario caerá, dice, “en un espiral de marginación mucho mayor a la que se vive”. Abajo, otra nota cuya cabeza se lee: “Recorren Aguirre y Mario colonias que la Cenapred sugiere desalojar”. Y en la página tres, se puede ver una inserción de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG) cuyo pie de foto enumera todos los apoyo que la casa de estudios ha llevado a los afectados por Manuel.
Eso sólo en el Diario de Guerrero. En el diario El Sur, la cosa no es diferente. En primera plana: “Aguirre y Moreno van a colonias de la capital que deben ser desalojadas”. La cabeza manda a tres páginas: 3, 9 y 20. En la tres, que es donde está la información, la nota es firmada por Redacción y aunque en el segundo párrafo hace alusión que se trata de un boletín de prensa, la entrada es información oficial pura y dura. Más adelante, en la página cuatro, una fotografía a tres columnas ilustra la plana. Es una inserción ordenada desde la oficina de la Dirección General de Comunicación Social que hace alusión a la rehabilitación de playas en Acapulco.
En la página cinco, un cuarto de plana pagado por el gobierno del estado avisa sobre las medidas a tomar en esta temporada de lluvias. Después de las lluvias de los días 14, 15 y 16 de septiembre provocadas por la tormenta Manuel y el huracán Ingrid en Guerrero, sólo en El Sur aparecieron hasta el domingo 13 de octubre, 35 avisos o alertas por lluvias y posibles huracanes. Antes de estas fechas, ni uno solo. Sin contar los que informan de centros de acopio y albergues.
En estas fechas de contingencia y desastre, los políticos tienen mucho trabajo. Y gustan de anunciarlo a ocho columnas, con inserciones y planas completas. Que se note lo más que se pueda. Dramatizado. El tremendismo, ahora sí, usado a su favor. “Visita Walton a damnificados del devastado poblado de Venta Vieja”, dice la plana comprada por el ayuntamiento de Acapulco a El Sur. En la inserción hay cuatro fotos: Walton supervisando. Walton escuchando los reclamos y las peticiones de los vecinos afectados. Walton entregando despensas. Y claro, Walton siendo aclamado. Al rededor de las fotografías un extenso boletín de prensa que nadie leería.
Una página antes, en la seis, dos fotografías del senador Armando Ríos Piter, que también ha estado muy activo, aparecen en forma de inserción. La cabeza dice: “Sostiene Ríos Piter reunión en Hacienda para abordar Fondo de Reconstrucción”. En la imagen superior no aparece ni Luis Videgaray ni nadie de la Secretaría de Hacienda, sí, en cambio, el presidente Enrique Peña Nieta (a quien saluda de mano), el gobernador Ángel Aguirre Rivero, la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. En la imagen de abajo es donde se hizo retrataron con el subsecretario de Hacienda, Fernando Aportela Rodríguez.
A las fotografías de Ríos Piter las acompaña, al lado, una del diputado federal Manuel Añorve Baños. En la imagen, el ex alcalde de Acapulco, criticado porque dejó en la bancarrota al ayuntamiento (según denuncias de Luis Walton Aburto), abraza a una señora vestida de huipil mientras es rodeado por un grupo de lo que parecen damnificados del municipio de Juan R. Escudero (Tierra Colorada). La cabecilla de la imagen dice: “El diputado Añorve con damnificados de Juan R. Escudero”. El pide de foto presume que Añorve llevó víveres básicos y agua a cientos de damnificados.
En la misma edición de El Sur aparece también inserciones de la Secretaría de la Mujer “ampliando consultas médicas”; del gobernador Ángel Aguirre y el alcalde Moreno Arcos visitando colonias de Chilpancingo en riesgo. Media plana de la UAG cuya cabeza dice: “La Uagro nació del pueblo, creció con el pueblo y estará siempre al lado del pueblo”, y fotografías de universitarios en diversas labores. En la más grande, aparece el rector Javier Saldaña Almazán encabezando una reunión. Abajo, otra media plana del gobierno del estado en el que informa de la atención para el reporte de daños.
El 30 de septiembre, 14 días después de que los estragos de Manuel en Guerrero salían a flote la oficina de prensa del gobierno del estado uniformó todos los diarios, al menos, de Chilpancingo. El mismo boletín del recorrido de Mario Moreno y el gobernador Aguirre a colonias en riesgo de Chilpancingo que el Diario de Guerrero y El Sur llevaron en primera plana, también lo llevó el diario Vértice. En interiores, los políticos tampoco quisieron perder la oportunidad de anunciar lo que hacen en favor de los damnificados de Guerrero. Laura del Rocío Herrera de Aguirre, aparece en una fotografía pagada. Mario Moreno en otra más. La UAG también; el gobernador, desde luego, más otras medias planas del gobierno del estado.

3
Del martes 17 de septiembre al domingo 13 de octubre los políticos estuvieron muy ocupados, en efecto. Han pasado 27 días anunciándose en los principales diarios sobre su labor altruista en favor de los damnificados por la tormenta Manuel y el huracán Ingrid. El que mayor difusión tiene, desde luego, es el gobernador Ángel Aguirre, a quien se le contaron 71 inserciones pagadas por el gobierno del estado. Lo sigue Luis Walton Aburto, alcalde de Acapulco, con 43 inserciones sólo en El Sur, entre ellas varias planas completas. Luego los avisos meteorológicos, que sumaron 35. Después las fotografías de la esposa del gobernador, Laura del Rocío Herrera, que han aparecido 32 veces.
La ocasión fue propicia también para el rector de la UAG, Javier Saldaña Almazán, cuya oficina de prensa ordenó 29 inserciones pagadas. Alguna de ella, incluso, con el diputado federal del PRI, Manlio Fabio Beltrones, quien vino a Guerrero para felicitarlo por su labor altruista. Mario Moreno Arcos inició tarde en los anuncios en la prensa. Quizá porque prefirió los medios electrónicos; aun así, su oficina de comunicación social ordenó 15 inserciones pagadas, además de la edición especial de la revista 99 grados, con portada a color y en cuché. Y en interiores una larga entrevista y fotografías en alta resolución.
El senador Armando Ríos Piter apareció en fotos y boletines nueve ocasiones. La secretaria de Desarrollo Social, Beatriz Mojica Morga, ocho. El diputado federal y ex alcalde de Acapulco, Manuel Añorve Baños, seis. El Congreso de Guerrero usó en cinco ocasiones sus convenios de publicidad para publicitar también la labor altruista de sus integrantes, entre ella, la donación de cinco días de salario de los diputados. El senador perredista Sofío Ramírez Hernández apareció en cuatro inserciones, en una de ellas con una bolsa de plástico atada a la cabeza en medio de la lluvia y cruzando un camino agreste en algún lugar de la Montaña de Guerrero y una leyenda que decía: “Camina Sofío por más de 15 horas por pueblos de la región de la Montaña”.
Una estrategia similar usó el diputado federal Sebastián de la Rosa Peláez que también se anunció cuatro ocasiones en en este periodo, en una de cuyas inserciones se leía: “Acude el diputado Sebastián de la Rosa a los sitios más apartados apoyando a damnificados”. Claudia Walton, la hija de Luis Walton Aburto cedió a la tentación y se hizo anunciar también en cuatro ocasiones, con su característica mascada amarrada en la cabeza para que el sudor no le escurra en la cara y le corra el delineador.
El secretario de Salud Lázaro Mazón Alonso, en cambio, echó mano de la estrategia del gobernador Ángel Aguirre y el presidente Enrique Peña Nieto, que gustaron de tomarse fotos empapados por la lluvia mientras visitaban los lugares devastados y presidiendo reuniones, aunque todos a su alrededor estuviera secos o usando impermeables. Lázaro, se anunció cuatro veces. En una de las inserciones hay dos fotografías. En una carga un par de cajas, seco en su totalidad, delante de camionetas de la Secretaría de Salud. En la otra, aparece empapado en una casa donde ayuda a levantar a una anciana mientras que la familia lo observa. Arriba de las fotos se lee: “Médicos y enfermeras atienden a damnificados. Llega Lázaro Mazón a El Paraíso y entrega medicamentos” 
En esta contingencia nadie quiso pasar desapercibido, aunque su presupuesto no diera más que para tres, dos o una inserción pagada en los medios. Por ejemplo: la diputada local Julieta Fernández, esposa de Manuel Añorve Baños, apareció en tres ocasiones en fotografías pagadas. La SNTE se anunció dos veces, igual que el diputado federal Víctor Jorrín Lozano, Evodio Velázquez Aguirre y la Secretaría de la Mujer.
En el caso de Evodio hasta uso un membrete como si ya estuviera en campaña por la alcaldía de Acapulco: Acapulco Evoluciona, AC. (con las letras EVO, de Evodio, claro, resaltadas en gris). Unas fotos del secretario general del PRD entregando un objeto a una niña damnificada y una cabeza que dice: “Acapulco necesita toda la ayuda posible, y la sociedad civil organizada está sacando la casta: Evodio Velázquez. Se separa temporalmente de su cargo como Secretario General del PRD”.
Al PRD, PRI, a los diputados Olaguer Hernández y Rodolfo Escobar Ávila, al regidor de Acapulco Amed Salas Justo y a un Javier Vázquez, su fondos les ajustaron apenas para una inserción en los medios.

4
–¿Qué les dijo Mario Moreno? –le preguntamos a don Jesús y a don Laurencio, parados encima del lodo seco en la parte baja de la ampliación Buganvilia.
–Nada, nada –responde don Jesús–. Nosotros le comentamos del drenaje, del agua, de que nos están pidiendo hacer una nueva bajada de luz...
–A ver –interrumpe don Laurencio–, habló para que vinieran los de Capach y nada...
–No se ha visto nada –completa don Jesús–. Ya era para que estuvieran trabajando. Mire, aquí está la olla del drenaje, está tapada. ¿Qué servicio tenemos nosotros?
–Cuando vino allá abajo, la otra vez –recuerda don Laurencio del alcalde–, habló para que vinieran los de las máquinas. ¿Cuándo llegaron? Nunca.
–Y mejor acá ustedes se cooperaron para limpiar.
–Si pues, mire.
–¿Y de a cuánto les tocó cooperar?
–De a 250 pesos cada familia.
–El apoyo siempre llega allá –interviene don Jesús–, a la parte de arriba y cuando nosotros llegamos nos dicen: “no, ya no se está dando nada”. Nos tratan como limosneros. El otra vez vino un carro de una fundación, no recuerdo cómo se llama, y nos dijeron: “nosotros no somos gobierno”, le dije: “sí, nomás pues que nos fueron a llamar de que nos iban a apoyar con una despensa, pero déjelo”. Le dije a mi esposa: “déjalos, creo que tenemos más dignidad nosotros y vergüenza que ellos”.
–Pero hasta tienen de vecino a un senador. ¿A poco él no les ha ofrecido ninguna ayuda?
–Yo tardé el otra vez platicando con él –dice don Laurencio–. Cómo es mi compadre, ¡es hasta mi compadre! Y nunca me dijo: “oiga compadre, le voy a echar la mano”. Cuál...
–Ah, es su compadre. ¿Desde hace cuándo, oiga?
–Ya tiene rato, bautizó a una de mis hijas, pero antes cuando estaba jodido pues...
–Tanto que ganan esos cabrones –repone don Jesús–. Era para que hubiera dicho: “Si quiera un día de máquina les voy a poner”.
“¿Y ustedes de donde vienen?”
–Somos reporteros.
–Ojalá y reluzca esto, para que salga.
–Sí –interviene don Laurencio–. A ver cuándo se compadecen de uno. Estamos esperando, con eso de que están anuncie y anuncie que hartas ayudas y ¿cuál? Ni 50 pesos no han dado en estas tres semanas.

1 comentario:

Pablo Rendón dijo...

Chilpancingo, tierra de nadie. Olvidados que duelen.
Un abrazo, David.